Obama, culpable de la crisis de Irak por haber retirado sus tropas

17 de junio de 2014 | | TEINTERESAESTerrorismo

Cuando Barack Obama pudo retirar a sus tropas de Irak aseguraba, orgulloso, que dejaba un país tranquilo con cierta estabilidad detrás de él. Después de una invasión que duró siete años y cuyo fin se convirtió en principal objetivo del presidente de Estados Unidos, Washington creía ciertamente que dejaba detrás un país estable, capaz de sobrevivir de forma pacífica. Y creía, ciertamente, que no había ninguna duda de ello. Ahora empiezan a surgir esas dudas.

La escalada de violencia en Irak ha provocado que el mundo entero se pregunte qué es lo que ha ocurrido para llegar al punto al que ha llegado el país, con un Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) a sólo 60 kilómetros de las puertas de Bagdad después de haber tomado, entre otras, la segunda ciudad principal del país, Mosul; un país un Ejército iraquí lleno de desertores que huyen al ver acercarse a los combatientes y a una comunidad internacional instalada en el debate sobre la respuesta, pero sin respuestas.

Aunque para la izquierda, la culpa de la situación en Irak fue del presidente George Bush, que dirigió la invasión en 2003, al ordenar la muerte de Saddam Hussein, la mayor parte de los medios estadounidenses se centran en la parte de culpa de Barack Obama.

La retirada de tropas de territorio iraquí parece no haber tenido el efecto deseado de mantener un estado estable, pacífico y tranquilo y ahora Obama se enfrenta a aquellos que le señalan como el culpable, por haber querido llevar a fin su deseo de sacar al país de una guerra que no era suya.

obama

Esa es la razón por la que Richard Cohen, de ‘The Washington Post’, explica que el principal error del presidente de Estados unidos fue que, durante los cinco años que pasaron desde la retirada de tropas de Bagdad hasta el comienzo de la nueva guerra de Irak dirigida, principalmente, por el ISIS, Obama ha basado su política exterior en cómo piensa el mundo que debía operar, más que en la pura realidad. Según Cohen, Oba,a estaba en un mundo en el que el recurso a la guerra había ido disminuyendo y Estaods Unidos podría, sin gran riesgos, reducir radicalmente el tamaño de sus fuerzas armadas.

Y aquí llega el principal error de Obama, el que señalan numerosos columnistas y expertos: la retirada de tropas que, según Cohen, fue fruto de su política exterior ficticia.

Aunque al final se llega a la misma conclusión, Eugene Robinson, también de ‘The Washington Post’ considera que la decisión de retirar sus tropas viene del exceso de confianza en sus propias Fuerzas Armadas. Según Robinson, Obama compró la idea de que el incremento en el número de soldados desplegados en Irak había “curado milagrosamente” las antiguas divisiones que azotaban al Gobierno iraquí y que había conseguido el tan ansiado sueño de una democracia pluralista para el país que ahora está en conflicto.

Así, tras haber negociado la retirada de soldados de terreno iraquí,hicieron falta cinco años para que Estados Unidos se diera cuenta de que Al Maliki había enviado continuamente un mensaje poco pluralista a los suníes y a los kurdos: el mensaje de que en Irak, los que mandan son los chiíes. Aunque los kurdos parecen haber avanzado más en sus objetivos que, según muchos expertos podrían verse cumplidos en no más de una década, los suníes han optado por la vía más sangrienta.

Leer artículo original aquí…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s