Los países del Golfo pérsico y las islas del Pacífico y el Caribe, entre las más diabéticas

10 de junio de 2014TEINTERESAES | Salud

La Federación Internacional de Diabetes ha creado una lista en la que clasifica, del 1 al 223, a todos los países del mundo dependiendo de su tasa de ciudadanos con diabetes diagnosticada. La mayor parte de ellos están diagnosticados de diabetes tipo 2, la más común.

El porcentaje que se indica no es el que corresponde al porcentaje real de ciudadanos por país, sino que se utiliza la prevalencia comparativa, es decir, asumiendo que todos los ciudadanos de los diferentes países tienen el mismo perfil, aunque la variación entre este y el porcentaje real es muy pequeña.

  1. Nauru 30,9%
  2. United Arab Emirates 18,7%
  3. Saudi Arabia 16,8%
  4. Mauritius 16,8%
  5. Bahrain 16,2%
  6. Qatar 15,4%
  7. Reunion 15,3%
  8. Kuwait 14,6%
  9. Seychelles 14,4%
  10. Tuvalu 13,9%
  11. French Polynesia 13,8%
  12. Oman 13,4%
  13. Tonga 13,4%
  14. Brunei Darussalam 12,6%
  15. French Guiana 12%
  16. Trinidad and Tobago 11,7%
  17. Malaysia 11,6%
  18. Dominica 11,5%
  19. Netherlands Antilles 11,5%
  20. Egypt 11,4%
  21. Dominican Republic
  22. Sri Lanka
  23. Syrian Arab Republic
  24. Mexico
  25. Jamaica
  26. Puerto Rico
  27. Suriname
  28. Bahamas
  29. United States
  30. Iraq
  31. Aruba
  32. Bermuda
  33. British Virgin Islands
  34. Cayman Islands
  35. N America Carib. Total
  36. Singapore
  37. Jordan
  38. Nicaragua
  39. US Virgin Islands
  40. Belize
  41. Portugal
  42. Panama
  43. Grenada
  44. Guyana
  45. Cuba
  46. Fiji
  47. Tunisia
  48. Middle East N Africa Total
  49. Saint Lucia
  50. Costa Rica
  51. Canada
  52. Cyprus
  53. Pakistan
  54. Honduras
  55. Marshall Islands
  56. Palau
  57. Libyan Arab Jamahiriya
  58. St Kitts & Nevis
  59. El Salvador
  60. Austria
  61. Germany
  62. Liechtenstein
  63. Switzerland
  64. Guadeloupe
  65. Martinique
  66. Afghanistan
  67. Occ. Palestinian Terr.
  68. Guatemala
  69. Tokelau
  70. Algeria
  71. China, Hong Kong
  72. China, Macau
  73. St Vincent+Grenadines
  74. Morocco
  75. Turkey
  76. Iran, Islamic Republic of
  77. Barbados
  78. Korea, Republic of
  79. Armenia
  80. Lebanon
  81. India
  82. Slovenia
  83. Philippines
  84. Samoa
  85. Belarus
  86. Estonia
  87. Latvia
  88. Lithuania
  89. Moldova
  90. Poland
  91. Russian Federation
  92. Ukraine
  93. SE Asian Total
  94. Azerbaijan
  95. Georgia
  96. Taiwan(a)
  97. Maldives
  98. Haiti
  99. New Caledonia(b)
  100. Bosnia and Herzegovina
  101. Antigua and Barbuda
  102. Thailand
  103. Croatia
  104. F.Y.R.O.M.
  105. Montenegro
  106. Romania
  107. Serbia
  108. Europe Total
  109. Malta
  110. France
  111. Monaco
  112. Guam
  113. Andorra
  114. España 8,7%
  115. South+Central America
  116. Bangladesh
  117. Kiribati(a)
  118. Bulgaria
  119. Israel
  120. Venezuela
  121. Czech Republic
  122. Hungary
  123. Slovakia
  124. Brazil
  125. Peru
  126. Micronesia, Fed.States
  127. Greece
  128. Bolivia
  129. Italy
  130. San Marino
  131. Anguilla(a)
  132. Ecuador
  133. Kazakhstan
  134. Finland
  135. Western Sahara
  136. Argentina
  137. Chile
  138. Uruguay
  139. Australia
  140. Cook Islands
  141. Denmark
  142. Laos
  143. Botswana
  144. Belgium
  145. Luxembourg
  146. Netherlands
  147. Turkmenistan
  148. Cape Verde
  149. Djibouti
  150. Korea, North
  151. Ireland
  152. Kyrgyzstan
  153. Sweden
  154. Uzbekistan
  155. Colombia
  156. Cambodia
  157. New Zealand
  158. Congo, Republic of
  159. Tajikistan
  160. Gabon
  161. Japan
  162. Paraguay
  163. Equatorial Guinea
  164. Mauritania
  165. Indonesia
  166. Cote d’Ivoire
  167. Liberia
  168. Nigeria
  169. Sao Tome & Principe
  170. Senegal
  171. Western Pasific Total
  172. Benin
  173. Niue(a)
  174. Albania
  175. Central African Republic
  176. South Africa
  177. Namibia
  178. Sierra Leone
  179. Gambia
  180. Ghana
  181. Guinea
  182. Togo
  183. Mali
  184. Swaziland
  185. Sudan
  186. China
  187. Zimbabwe
  188. Mozambique
  189. Zambia
  190. Cameroon
  191. Guinea-Bissau
  192. Lesotho
  193. Niger
  194. Nepal
  195. Burkina Faso
  196. African Total
  197. Chad
  198. Norway
  199. United Kingdom
  200. Bhutan
  201. Angola
  202. Kenya
  203. Timor-Leste
  204. Viet Nam
  205. Comoros
  206. Solomon Islands
  207. Congo, Dem. Republic
  208. Madagascar
  209. Tanzania
  210. Myanmar
  211. Vanuatu
  212. Channel Islands
  213. Somalia
  214. Yemen
  215. Papua New Guinea
  216. Eritrea
  217. Ethiopia
  218. Malawi
  219. Uganda
  220. Burundi
  221. Iceland
  222. Rwanda
  223. Mongolia

SALUD | Leer artículo original aquí…

Anuncios

El 90% de los diabéticos tiene la variante 2, pero existen otros cinco tipos

10 de junio de 2014 TEINTERESAES | Salud

Aunque la diabetes tipo 2 es la más común en toda la sociedad, existen diferentes tipos de diabetes que se pueden desarrollar. A pesar de que pueda parecer una enfermedad de poca grave, la Organización Mundial de la Salud ya advirtió hace algunos años de que se estaba convirtiendo en una auténtica epidemia, debido al considerablemente rápido aumento del número de casos registrados en cada país.

De hecho, este mismo martes Reino Unido advertía, tras publicar un informe sobre riesgo de sufrir diabetes, de que uno de cada tres ciudadanos está al borde de sufrir diabetes. Aunque algunas variantes de esta enfermedad puedan estar relacionadas con otros factores, los hábitos de salud tienen mucho que ver en el desarrollo de la misma. En general, la diabetes es un tipo de enfermedad crónica que aparece cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, la hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto principal es el aumento del nivel de azúcar en la sangre, que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

Hay dos tipos de diabetes principales con dos causas diferentes: la genética y fallos en el sistema inmune en el primer caso, y la obesidad en el segundo.

La variante 1 suele aparecer en la infancia o la adolescencia y se caracteriza por una producción deficiente de insulina, por lo que el paciente necesita dosis diaria de esta hormona. Sus síntomas, que pueden aparecer de forma súbita, consisten en exceso e orina, sed, hambre constante, pérdida de peso y cansancio.

Los médicos sostienen que se hereda la predisposición a tener la diabetes tipo 1 por factor genético. Pero no es la única causa. También hay un origen en el sistema inmune y se investiga por qué se produce una reacción en nuestro cuerpo contra las células que producen la insulina.

La diabetes tipo 2 se produce por una resistencia a la insulina generada por un exceso de adipocitos, tejido graso. Se relaciona, por tanto, con la obesidad o exceso de masa corporal.

Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En este caso, la enfermedad es silenciosa y puede diagnosticarse sólo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones.

Hasta hace poco, este tipo de diabetes sólo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

Aunque son las que más se conocen, no son las únicas

También existen otro tipo de diabetes, que se desarrollan con otros factores diferentes. Entre ellas se encuentra la diabetes tipo MODY (Madurity Onset Diabetes in the Young), que se desarrolla por algún tipo de defecto genético en las células beta. Hasta el momento, según explica la Fundación para la Diabetes, se han descrito siete tipos de variantes de esta enfermedad y todas ellas son hereditarias (de manera dominante), por eso es habitual que se repita en diferentes miembros de la misma familia.

Otra de las variantes de la enfermedad es la diabetes relacionada con la fibrosis quística (DRFQ) que, como bien indica su nombre, es un tipo derivado que pueden sufrir personas con esta enfermedad. La fibrosis quística afecta a diferentes órganos, entre ellos el páncreas, que es donde se encuentran las células beta que fabrican la insulina. Este tipo de enfermedad se suele diagnosticar a partir de los 10 años.

También algunos medicamentos pueden modificar la secreción o la acción de la insulina, provocando una diabetes secundaria derivada de su consumo. Por ejemplo, los glucocorticoides o los inmunosupresores pueden provocar un tipo de diabetes secundaria.

Por último se encuentra la diabetes gestacional, una variante de la enfermedad que se desarrolla durante el embarazo por una intolerancia a la glucosa. Las causas de esta intolerancia no están muy claras y se puede deber a muchas y muy variadas.

SALUD | Leer artículo original aquí…

 

Uno de cada tres británicos está al borde de la diabetes

10 de junio de 2014 | TEINTERESAES | Salud

Más de uno de cada tres adultos está al borde de desarrollar diabetes en Reino Unido. Así se extrae del último informe de tasa de diabetes en el país, que culpa del aumento de casos a los índices cada vez mayores de obesidad registrados en el país y al estilo de vida sedentario publicado en la revista ‘BMJ Open’.

La investigación, que ha evaluado la salud de 2.000 adultos, muestra que la tasa de adultos al borde de la diabetes se ha triplicado en Inglaterra en sólo ocho años. Este aumento ha sido calificado por los propios científicos como “extremadamente rápido” en un período de tiempo tan corto, y es probable que su consecuencia directa sea que un aumento de casos detectados de diabetes que cuesten miles de vidas.

Este tipo de estudios clasifican a las personas en varios tipos, y uno de ellos es este: el de estado de prediabetes o casos al borde de la diabetes: las personas incluidas en esta clasificación tienen un nivel de glucosa en la sangre mucho más alto que el habitual y tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, que puede provocar complicaciones tales como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y amputaciones.

Incluso aunque la diabetes no se desarrolle, el estado de prediabetes aumenta mucho el riesgo de problemas visuales, de riñón o vasculares.

Diversas organizaciones advierten de que los rápidos cambios en el estilo de vida típico británico provocarán que el sistema de sanidad no sea capaz de hacer frente a la carga que supone esta enfermedad, que actualmente ya tiene un coste de cerca del 10% de la partida presupuestaria destinada a salud.

Este estudio examina las muestras de sangre de más de 2.000 adultos sin signos de diabetes durante un período de ocho años. Según la investigación, los niveles de azúcar en sangre registrados en 2011 eran del 35,3%, frente al 11,6% de los registrados en 2003.

Estas cifras sugieren que en todo el país, cerca de 15 millones de adultos se pueden clasificar como prediabéticos, mientras se estima que cuatro millones sufren esta enfermedad. En Reino Unido, nueve de cada 10 casos es de diabetes tipo 2, el tipo más común que se desarrolla en la edad adulta y que, a menudo, está relacionada con la obesidad.

Durante las últimas dos décadas, el número de adultos con obesidad casi se ha duplicado, pasando del 13,2% entre los hombres, en 1993, hasta el 24,4% actual, mientras que entre las mujeres ha pasado del 16,4% al 25,1%.

Una de cada 10 muertes está relacionada con la obesidad, principal causa de diabetes tipo 2

Este domingo, el departamento de Jefes Médicos de Inglaterra advirtió de que la obesidad, principal causa de la diabetes de tipo 2, está causando cerca de una de cada diez muertes en Inglaterra y Gales.

Le dierctora ejecutiva de Diabetes UK, Barbara Young, asegura que “a menos de que concienciemos a la gente del riesgo de sufrir diabetes tipo 2 y les apoyemos para cambiar sus estilos de vida, seguiremos viendo cómo aumenta el número de gente” con diabetes. “Un tercio del presupuesto del NHS ya se gasta en diabetes, y a menos de que lo hagamos mucho mejor en la prevención de la diabetes tipo 2, este gasto aumentará hasta niveles insostenibles”, añade.

SALUD | Leer artículo original aquí…

Tres millones de españoles sufren diabetes, pero no están diagnosticados

10 de junio de 2014  | LAINFORMACION.COM | Salud

La diabetes es una de las enfermedades crónicas que más impacto sociosanitario tiene en España, donde se estima que hay más de seis millones de ciudadanos afectados por su variante tipo 2, de las que sólo la mitad están diagnosticadas. De hecho, según el estudio di@abet.es, el informe más completo sobre diabetes de este país, sólo 3.111.641 millones de personas de más de 18 años están diagnosticadas por una enfermedad que parece no ser grave pero que puede tener consecuencias a largo plazo.

Es una enfermedad que tiene, además, gran impacto en la sanidad española. El coste medio medio de la diabetes por paciente diagnosticado supone en torno a 3.000 euros al año, lo que implica entre el 6,3% y el 7,4% del gasto total del Sistema Nacional de Salud (SNS), uno de los mayores que afronta dicho sistema. Por delante se encuentra Reino Unido, que destina un 10% de su gasto a esta enfermedad.

En concreto, el mayor coste de la diabetes es de­bido a hospitalizaciones, aproximadamente un 60%, ya sea por un mal control metabólico o por la presencia de complicaciones.

Casi 350 millones de diabéticos en el mundo

Según la Organización Mundial de la Salud, hay más de 347 millones de personas con diabetes en todo el mundo, de los cuales la mayor parte se encuentra en países desarrollados, aunque más del 80% de las muertes derivadas de la enfermedad se registran en países de ingresos bajos y medios. Según sus proyecciones, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.

No sólo la mortalidad es algo que tener en cuenta en la diabetes, sino también las otras complicaciones, como las amputaciones o la ceguera. De hecho, España es el segundo país del mundo, por detrás de Estados Unidos, con más amputaciones de miembros inferiores a causa de la diabetes tipo 2, que impide la normal cicatrización de las heridas.

La diabetes es la causa más frecuente de amputación no traumática de la extremidad inferior en España, pues siete de cada diez se deben a esta patología, según la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV). Una solución efectiva que evitaría la necesidad de amputar es un sistema de medicina hiperbárica que consigue tratar este tipo de heridas de difícil curación.

La diabetes también es la principal causa de ceguera en España. De hecho, el 16% de las personas ciegas en España quedaron ciegas debido a la enfermedad, según un estudio de la fundación Retina Plus. Las revisiones médicas eventuales son la mejor forma de prevenir una posible diabetes tipo 2, revisando a través de análisis de sangre los niveles de glucosa y, si fuera necesario, la prueba de hemoglobina, donde aparecen los niveles de los últimos tres meses. Desde la Fundación para la Diabetes han puesto en marcha un rápido y sencillo test para medir el riesgo de desarrollar diabetes en los próximos diez años porque más vale prevenir que curar.

¿Cuáles son los síntomas?

La diabetes genera una sintomatología que debe tenerse en cuenta a la hora de plantearse la posibilidad de tener la enfermedad. Aunque no hay que ser alarmista, es importante conocer algunos de los síntomas para, en caso de notarlos, acudir al médico a realizarse una revisión del nivel de azúcar en sangre.

Aumento de la micción y sed excesiva

La diabetes tipo 2 suele estar asociada al sedentarismo, el sobrepeso y los hábitos de vida poco saludables. Los síntomas para detectar la enfermedad, apunta el doctor, “son más claros y evidentes en pacientes con diabetes tipo 1, mientras que en los de tipo 2 suelen ser de difícil reconocimiento. Suele ser una enfermedad muy silenciosa y es más común detectarla a través de los análisis de sangre periódicos”.

Uno de los síntomas más característicos de la diabetes es el aumento de la frecuencia de la micción. Si necesitas orinar con frecuencia, especialmente por la noche, podría ser un síntoma de diabetes. Esto sucede porque los riñones intentan deshacerse lo más rápido posible de todo ese exceso de glucosa en la sangre. Es por esto que aparece la sed excesiva. Tu cuerpo está tratando de reponer los líquidos perdidos.

Pérdida de peso con arrebatos de mucho apetito

Los niveles excesivamente altos de azúcar en la sangre también pueden causar una pérdida rápida de peso. Un adulto que pierde de 5 a 10 kilos en dos o tres meses sin ningún motivo que lo justifique debería consultar con un médico. Si la insulina no hace llegar la glucosa a las células, donde es usada como energía, el cuerpo ‘cree’ que está falto de alimento y comienza a descomponer las proteínas de los músculos como una fuente alternativa de combustible.

Problemas de piel e infecciones

Los picores en la piel, por piel seca o por mala circulación, a menudo pueden ser una señal de la diabetes. También otros problemas de la piel, como la acantosis nigricans, un oscurecimiento de la epidermis alrededor del cuello o la axila. Además, la diabetes, hace más probable que se sufran variedad de infecciones. Tanto hongos como bacterias se desarrollan en ambientes ricos en azúcar. Las mujeres, en particular, deben tener cuidado con las infecciones vaginales por cándida.

Como la diabetes puede debilitar la capacidad de tu cuerpo para combatir los gérmenes, también aumenta la probabilidad de desarrollar infecciones en las encías y en los huesos que sujetan los dientes.

Cicatrización lenta

Tanto los problemas del paso anterior, como los siguientes, raramente se producen sin que la enfermedad ya haya sido diagnosticada.

Las infecciones, cortes y contusiones que no se curan rápidamente son otro signo clásico de la diabetes y que se hacen más evidentes en enfermos ya diagnosticados. Esto suele ocurrir porque los vasos sanguíneos están siendo dañados por la excesiva cantidad de glucosa que viaja por venas y arterias. Esto hace que sea difícil para la sangre -necesaria para facilitar la curación- llegar a las diferentes partes del cuerpo.

Fatiga e irritabilidad

Cuando la gente tiene niveles altos de azúcar en la sangre, dependiendo de cuánto tiempo haya pasado, puede acostumbrarse a sentirse mal de forma crónica. El tenerse que levantar al baño varias veces durante la noche hace que cualquier persona, al no dormir bien, esté cansada. Si a esto se añade el esfuerzo extra que el cuerpo realiza para compensar la deficiencia de glucosa, el cansancio aumenta. Y estar cansado te hará estar irritable.

Visión borrosa, hormigueo, entumecimiento…

Tener una visión distorsionada o ver destellos ocasionales de luz son una consecuencia directa de los niveles altos de azúcar en la sangre.

La visión borrosa es un problema de refracción. Cuando el nivel de glucosa en la sangre es alto, cambia la forma de la lente y el ojo. Este síntoma es reversible una vez que los niveles de azúcar en la sangre regresan a un nivel normal o casi normal. Sin embargo, si se permite que el azúcar en tu sangre no esté controlado durante mucho tiempo, la glucosa puede causar un daño permanente, incluso, la ceguera.

Por otro lado, el hormigueo o el entumecimiento en las manos y en los pies, además de ardor o hinchazón, son también signos de que los nervios están siendo dañados por la diabetes.

Si los síntomas son recientes, es probable que esto sea reversible. Pero si hay niveles altos de azúcar en la sangre durante largo tiempo, el daño puede ser permanente. En casos extremos puede llevar a la amputación de miembros, como recuerda la OMS en sus ’10 datos sobre la diabetes’.

El 90% tiene la de tipo 2…

Aunque la diabetes tipo 2 es la más común, existen diferentes tipos de diabetes que se pueden desarrollar. A pesar de que pueda parecer una enfermedad de poca grave, la Organización Mundial de la Salud ya advirtió hace algunos años de que se estaba convirtiendo en una auténtica epidemia, debido al considerablemente rápido aumento del número de casos registrados en cada país.

En general, la diabetes es un tipo de enfermedad crónica que aparece cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, la hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto principal es el aumento del nivel de azúcar en la sangre, que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

Hay dos tipos de diabetes principales con dos causas diferentes: la genética y fallos en el sistema inmune en el primer caso, y la obesidad en el segundo.

La variante 1 suele aparecer en la infancia o la adolescencia y se caracteriza por una producción deficiente de insulina, por lo que el paciente necesita dosis diaria de esta hormona. Sus síntomas, que pueden aparecer de forma súbita, consisten en exceso de orina, sed, hambre constante, pérdida de peso y cansancio.

Los médicos sostienen que se hereda la predisposición a tener la diabetes tipo 1 por factor genético. Pero no es la única causa. También hay un origen en el sistema inmune y se investiga por qué se produce una reacción en nuestro cuerpo contra las células que producen la insulina.

La diabetes tipo 2 se produce por una resistencia a la insulina generada por un exceso de adipocitos, tejido graso. Se relaciona, por tanto, con la obesidad o exceso de masa corporal.

Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En este caso, la enfermedad es silenciosa y puede diagnosticarse sólo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones.

Hasta hace poco, este tipo de diabetes sólo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

… pero hay hasta siete tipos

También existen otro tipo de diabetes, que se desarrollan con otros factores diferentes. Entre ellas se encuentra la diabetes tipo MODY (Madurity Onset Diabetes in the Young), que se desarrolla por algún tipo de defecto genético en las células beta.

Otra de las variantes de la enfermedad es la diabetes relacionada con la fibrosis quística (DRFQ) que, como bien indica su nombre, es un tipo derivado que pueden sufrir personas con esta enfermedad. La fibrosis quística afecta a diferentes órganos, entre ellos el páncreas, que es donde se encuentran las células beta que fabrican la insulina. Este tipo de enfermedad se suele diagnosticar a partir de los 10 años.

También algunos medicamentos pueden modificar la secreción o la acción de la insulina, provocando una diabetes secundaria derivada de su consumo. Por ejemplo, los glucocorticoides o los inmunosupresores pueden provocar un tipo de diabetes secundaria.

Por último se encuentra la diabetes gestacional, una variante de la enfermedad que se desarrolla durante el embarazo por una intolerancia a la glucosa. Las causas de esta intolerancia no están muy claras y se puede deber a muchas y muy variadas.

Se tarda hasta siete años en detectarla

La aparición de la diabetes atiende a diferentes causas. Por un lado existen factores genéticos que hacen a una persona más predispuesta a padecerla. Por otro lado, también hay cuestiones ambientales que afectan.

Según el endocrino Francisco Javier Salvador, a la cabeza de las causas ambientales se encuentra el aumento de la obesidad en la sociedad actual. “Al aumentar la grasa corporal, el pancreas funciona mal y la insulina también”. Una mala alimentación también puede ser una de las causas que afectan de forma negativa a este órgano.

En cualquier caso, para evitar la obesidad, este endocrino recomienda una dieta sana, hacer ejercicio de forma regular e intentar descansar y dormir bien, pues la falta de sueño también provoca aumento de peso.

Los datos en España son altos

En España tenemos una tasa próxima al 23% de obesidad. Un 90% de los pacientes diabéticos son también obesos. “Es verdad que uno de cada diez no lo son. Ésto se puede deber a factores genéticos o incluso infecciosos que hacen que la célula que origina la insulina fracase”.

En España tenemos una prevalencia de diabetes de en torno al 13,5%. “Es muy alto”, sentencia el endocrino. Pero la mitad de diabéticos no saben que lo son.

Mensaje para aquellas personas que tienen una edad por encima de los 45 años: “Una vez cada dos o tres años es necesario que acudan a medir la glucosa. Si vamos a esperar a tener 300 mg de glucosa por decilitro de sangre, cuando lo normal son 100, hemos perdido un tiempo precioso”.

Consejos para evitarla

Suenan a tópicos, pero la realidad es que los mantras que se repiten para evitar casi cualquier enfermedad, pueden aplicarse también a la diabetes.

Comer bien, “no soy amigo de demonizar alimentos”, asegura Salvador. “Cualquier alimento mal ingerido, tomado por defecto o exceso puede ser malo”, abogar por una dieta mediterránea preferentemente, “que es rica en fibras y grasas buenas”, evitar el sedentarismo, acudir a nuestro médico de atención primaria para un análisis, “sobre todo si tenemos más de 45 años, es recomendable acudir cada dos o tres años”.

SALUD | Leer artículo original aquí…

Nauru, uno de los países más pequeños del mundo pero con la tasa de diabetes más alta

10 de junio de 2014 | LAINFORMACION.COM | TEINTERESA.ES | Salud

Nauru es uno de los países más pequeños del mundo, sólo por detrás del Vaticano y Mónaco: es una república asentada sobre una masa de tierra de sólo 21 kilómetros cuadrados, ubicada en el Pacífico sur, cerca del ecuador. No obstante, su tasa de obesidad es enorme, situándose en el principal país en el ranking mundial: el peso medio de sus habitantes es de 100 kg. y el 59,6% de la población sufre obesidad.

nauru

No es de extrañar que entonces, sea el país con mayor tasa de diabetes tipo 2, ya que su principal causa es el sobrepeso.

En un reportaje realizado en ‘The Asaji Shimbun’ intentaron explicar esa tasa de obesidad preguntando a los propios ciudadanos. ¿Cuál es la razón? Pues, precisamente, por comer. Un trabajador de 46 años y 150 kilos de peso llamado Paul explica que la razón por la que pesa tanto es porque hace cuatro comidas. “Después de comer, me siento frente al televisor una hora, y eso pronto te vuelve a dar hambre”, asegura.

El sedentarismo es otra de las principales causas de la diabetes, y casi siempre va asociada al exceso de alimentación. Para Paul, una porción de arroz equivale a dos tazones grandes. Para entender los hábitos alimenticios de Nauru hay que remontarse a finales del siglo XIX, después de que Reino Unido comenzara a dedicarse a la extracción de fosfatos en la pequeña república isleña.

Tras lograr la independencia en 1968, Nauru disfrutó de un impulso económico importante, con unas arcas del Estado hinchadas por las ganancias de la extracción minera. Estos beneficios se distribuyeron entre los ciudadanos de Nauru, convirtiendo el producto interior bruto (PIB) per cápita en uno de los más altos del mundo.

Antes de su independencia, Nauru conservaba una cultura alimentaria tradicional basada en productos de captura marina así como diferentes frutas recogidas de los bosques. Pero con los ingresos empezó la importación de alimentos occidentales, que deterioraron sus hábitos y sus patrones de ejercicio físico, convirtiendo al país en el hogar de las personas con peor salud de la región del Pacífico.

Las reservas de fosfatos llegaron a su fin en la década de los noventa, mientras las inversiones del Gobierno en el extranjero también iban sufriendo grandes pérdidas, y aunque el PIB per cápita ha bajado hasta los 2.600 dólares, la isla se ha quedado con los hábitos de las vacas gordas.

Acostumbrados a la falta de ejercicio y a las dietas basadas en importación, Nauru se ha quedado con una población con una tasa de obesidad presente en más de la mitad de sus ciudadanos, y con unas cifras de diabéticos sorprendentes, con uno de cada tres ciudadanos diagnosticados.

Golfo Pérsico y el Pacífico Sur, donde más afecta

La Federación Internacional de Diabetes ha creado una lista en la que clasifica, del 1 al 223, a todos los países del mundo dependiendo de su tasa de ciudadanos con diabetes diagnosticada. La mayor parte de ellos están diagnosticados de diabetes tipo 2, la más común.

El porcentaje que se indica no es el que corresponde al porcentaje real de ciudadanos por país, sino que se utiliza la prevalencia comparativa, es decir, asumiendo que todos los ciudadanos de los diferentes países tienen el mismo perfil, aunque la variación entre este y el porcentaje real es muy pequeña. Nauru es el país con mayor prevalencia y Mongolia ocupa el último lugar. España ocupa el puesto 114.

1.-Nauru 30,9%
2.-Emiratos Árabes Unidos 18,7%
3.-Arabia Saudí 16,8%
4.-Islas Mauricio 16,8%
5.-Baréin 16,2%
6.-Catar 15,4%
7.-Isla de Reunión 15,3%
8.-Kuwait 14,6%
9.-Islas Seychelles 14,4%
10.-Tuvalu 13,9%
11.-Polinesia francesa 13,8%
12.-Omán 13,4%
13.-Tonga 13,4%
14.-Brunei 12,6%
15.-Guyana francesa 12%
16.-Trinidad y Tobago 11,7%
17.-Malasia 11,6%
18.-Dominica 11,5%
19.-Antillas holandesas 11,5%
20.-Egipto 11,4%
114.-España 8,7%

Preocupación en Reino Unido

Más de uno de cada tres adultos está al borde de desarrollar diabetes en Reino Unido. Así se extrae del último informe de tasa de diabetes en el país, que culpa del aumento de casos a los índices cada vez mayores de obesidad registrados en el país y al estilo de vida sedentario publicado en la revista ‘BMJ Open’.

La investigación, que ha evaluado la salud de 2.000 adultos, muestra que la tasa de adultos al borde de la diabetes se ha triplicado en Inglaterra en sólo ocho años. Este aumento ha sido calificado por los propios científicos como “extremadamente rápido” en un período de tiempo tan corto, y es probable que su consecuencia directa sea que un aumento de casos detectados de diabetes que cuesten miles de vidas.

Este tipo de estudios clasifican a las personas en varios tipos, y uno de ellos es este: el de estado de prediabetes o casos al borde de la diabetes: las personas incluidas en esta clasificación tienen un nivel de glucosa en la sangre mucho más alto que el habitual y tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, que puede provocar complicaciones tales como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y amputaciones.

Incluso aunque la diabetes no se desarrolle, el estado de prediabetes aumenta mucho el riesgo de problemas visuales, de riñón o vasculares.

Cambios en el estilo de vida

Diversas organizaciones advierten de que los rápidos cambios en el estilo de vida típico británico provocarán que el sistema de sanidad no sea capaz de hacer frente a la carga que supone esta enfermedad, que actualmente ya tiene un coste de cerca del 10% de la partida presupuestaria destinada a salud.

Este estudio examina las muestras de sangre de más de 2.000 adultos sin signos de diabetes durante un período de ocho años. Según la investigación, los niveles de azúcar en sangre registrados en 2011 eran del 35,3%, frente al 11,6% de los registrados en 2003.

Estas cifras sugieren que en todo el país, cerca de 15 millones de adultos se pueden clasificar como prediabéticos, mientras se estima que cuatro millones sufren esta enfermedad. En Reino Unido, nueve de cada 10 casos es de diabetes tipo 2, el tipo más común que se desarrolla en la edad adulta y que, a menudo, está relacionada con la obesidad.

Durante las últimas dos décadas, el número de adultos con obesidad casi se ha duplicado, pasando del 13,2% entre los hombres, en 1993, hasta el 24,4% actual, mientras que entre las mujeres ha pasado del 16,4% al 25,1%.

La obesidad, principal causa de diabetes tipo 2

Este domingo, el departamento de Jefes Médicos de Inglaterra advirtió de que la obesidad, principal causa de la diabetes de tipo 2, está causando cerca de una de cada diez muertes en Inglaterra y Gales.

Le dierctora ejecutiva de Diabetes UK, Barbara Young, asegura que “a menos de que concienciemos a la gente del riesgo de sufrir diabetes tipo 2 y les apoyemos para cambiar sus estilos de vida, seguiremos viendo cómo aumenta el número de gente” con diabetes. “Un tercio del presupuesto del NHS ya se gasta en diabetes, y a menos de que lo hagamos mucho mejor en la prevención de la diabetes tipo 2, este gasto aumentará hasta niveles insostenibles”, añade.

SALUD | Leer artículo original aquí…