Las mujeres de la Casa Blanca cobran, de media, 7.000 euros menos que los hombres

2 de julio de 2014 | LAINFORMACION.COM |

No ha sorprendido a nadie el hecho de que los hombres y mujeres que trabajan en la Casa Blanca sigan cobrando sueldos muy diferentes. No obstante, ‘The Washington Post’ sigue denunciando esta situación y recuerda que el problema de la brecha salarial en una institución de tanta importancia sigue estando fuertemente arraigado.

Barack Obama no ha sabido abordar todavía abordar este problema desde que tomó el cargo por primera vez y esta diferencia sigue siendo de cerca de 7.000 euros.

En el análisis realizado por el se deduce que los empleados varones de la Casa Blanca cobra una media de 88.600 dólares anuales, cerca de 64.800 euros, mientras que las mujeres, de media, ganan sólo 78.400 dólares (57.300), una brecha de 13 puntos. En 2009, los salarios eran más bajos, de 82.000 y 72.700 dólares, respectivamente, pero la brecha salarial era la misma: unos 7.000 dólares anuales de diferencia.

Una de las razones clave de esta diferencia es que la mayor parte de los cargos de alto rango, que llevan asociados salarios altos, los ostentan hombres, mientras que las mujeres suelen tener cargos menores, de tipo ‘júnior’.

Actualmente, hay 87 varones en la Casa Blanca que cobran más de 100.000 dólares anuales y sólo 53 mujeres. Esta brecha se reduce, aunque persiste, en los escalones más altos de la institución, ya que entre los cargos superiores sólo hay dos hombres más que mujeres.

Obama lucha contra ello

Barack Obama se ha apuntado en su agenda la cuestión de la brecha salarial, que ha definido como una causa central que abordar este año. En este contexto, el presidente de Estados Unidos presentó, el pasado mes de abril, dos decretos de ley para promover la transparencia salarial en favor de la mujer trabajadora de la nación. Uno de ellos prohíbe a los empleadores federales tomar represalias contra los trabajadores que cuestionen su remuneración y quieran discutirla.

El otro es un memorándum presidencial en el que da instrucciones al secretario de Trabajo para establecer nuevas regulaciones que exijan a los empleadores federales proporcionar al departamento un resumen con la información de la remuneración de sus empleados, incluyendo los datos por sexo y raza.

Estos dos decretos se firmaron poco después de que un estudio elaborado por el conservador Instituto de Empresas Americano publicara la diferencia entre los sueldos de mujeres y varones no sólo en la Casa Blanca sino en todo el país, donde la mujer estadounidense cobra de media sólo 77 centavos por cada dólar que gana uno de sus compañeros.

Por su parte, la Casa Blanca tiene su propia brecha salarial: las trabajadoras de la Casa Blanca cobran un 12% menos que sus colegas varones. Aunque es una cifra que está por encima de la media, sigue siendo desigual ya que una empleada de la Casa Blanca cobra 88 centavos por cada dólar que cobra un trabajador varón.

INTERNACIONAL | Leer artículo original aquí…

Anuncios