Fernández Díaz asegura que la lucha contra ETA ha convertido a España en un referente mundial contra el terrorismo

26 de junio de 2014 | LAINFORMACION.COM | Cumbre del G-6 en Barcelona

El avance del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), los británicos que han dejado su país para unirse a la yihad en zonas de conflicto o los estadounidenses que se inmolan en terreno de guerra son algunas de las principales preocupaciones que los ministros del Interior han debatido durante la cumbre del G-6 que ha tenido lugar este  miércoles y jueves en Barcelona.

No obstante, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha enviado un mensaje de tranquilidad asegurando que en España, esta preocupación no es tan grande. “España es de los estados que menos combatientes ha desplazado a la zona de conflicto y también de los países que menos retornados tienen detectados e identificados”, ha asegurado Fernández Díaz durante la rueda de prensa posterior a la cumbre.

En este sentido, ha declarado que “a diferencia de otros países en los que se suman por centenares los desplazados y por decenas los retornados, en España sólo se suman por decenas los desplazados  y por unidades los retornados”. El ministro se refiere a los dos retornados de Siria y al de Mali que han sido detenidos recientemente en el país.

Aunque no ha querido mencionar ningún país en concreto, ha reiterado que en algunos países esta cantidad es mucho mayor. “No obstante, esto no nos hace mejores, sino que simplemente informo de nuestra situación”, ha añadido. En España, por suerte, “no tenemos constancia de que se haya desplazado ningún español a Irak”, aunque sí a Siria, Mali y Somalia, “y sabemos que algunos se han inmolado en atentados muy graves”.

Durante la cumbre se ha reunido con sus homólogos de Francia, Bernard Cazeneuve; de Alemania, Thomas De Maiziere; de Reino Unido, Theresa May; y de Italia, Angelino Alfano, y con el secretario de Estado de Interior de Polonia, Piotr Stachańczyk

Además, el ministro ha asegurado que España mantiene “con Estados Unidos y con la Comisión Europea vínculos de cooperación nacional” para hacer frente a la amenaza que supone la radicalización islamista. En este sentido, Fernández Díaz ha asegurado que “España va a aprobar una estrategia nacional para la lucha contra la radicalización aunque se seguirá hablando con el resto de países”.

Así, aunque España cuenta con cifras más bajas que otros de los estados miembro o que Estados Unidos, se seguirá cooperando “porque ningún país está libre de esa amenaza”.

Una cumbre en la que se comparten amenazas

El G6, creado en 2003 a iniciativa de España y Francia, se reúne semestralmente para analizar y encontrar soluciones conjuntas a los problemas que afectan al ámbito de Interior. Integrado por ministros del Interior, con el paso del tiempo a las reuniones del G6 se han incorporado la Comisión Europea  y representantes de Estados Unidos. Transcurridos once años desde su creación, el G6 se ha convertido en la actualidad en un foro de referencia internacional de cooperación en el ámbito de Interior.

Así, en la cumbre que se celebraba estos días en Barcelona, Fernández Díaz ha asegurado que “lo que le da sentido al G-6 es que se comparten amenazas” porque “todos juntos somos más fuertes y necesitamos estar unidos para hacer frente a esta amenaza”.

El ministro no ha perdido la oportunidad de alabar a los servicios de seguridad españoles en la lucha contra el terrorismo, dada la experiencia en la lucha contra ETA. “Con la lucha contra el terrorismo de ETA, hemos hecho la virtud de la especialización de los servicios de Inteligencia y de nuestras fuerzas y cuerpos, que son un referente a nivel internacional”, ha explicado.

“Décadas de lucha antiterrorista han creado escuela, una gran profesionalidad y han establecido vínculos de cooperación muy intensos y muy eficaces frente a la nueva amenaza yihadista”, ha asegurado, en referencia a las células de reclutamiento y envío de yihadistas a zonas de conflicto que se han logrado detener en los últimos meses.

Hay más problemas que el terrorismo internacional

El ministro ha recordado que en este foro también “se busca alcanzar la eficacia para otros problemas como el narcotráfico o la inmigración irregular”. Esta cuestión se ha tratado durante la primera jornada de la cumbre, celebrada este miércoles, cuando  se ha realizado una revisión de sus diferentes fórmulas de coordinación con el objetivo de que el G6 preserve su dinamismo y capacidad de impulsar los asuntos de interés común en materia de seguridad. Ésta es la línea que ha mantenido en su intervención el ministro español que ha destacado la importancia de impulsar nuevas iniciativas que contribuyan a que el G6 continúe siendo un foro único en su género.

Tras analizar la evolución del G6, en esta primera reunión también ha estado sobre la mesa de trabajo de los responsables de Interior de España, Francia, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Polonia la política de inmigración de la Unión Europea, cuyo principal objetivo, guiado por su vocación solidaria, es conseguir que sus sistemas de inmigración, ayuda humanitaria y asilo respondan eficazmente al reto de la inmigración irregular.

En la primera de las reuniones han participado los ministros del Interior de España, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia y el secretario de Estado de Interior de Polonia, mientras que en la segunda, en la que se ha abordado el fenómeno de la inmigración irregular, además de los integrantes del G6, han asistido la comisaria de Asuntos de Interior de Unión Europea, Cecilia Malmström; el fiscal general adjunto de los Estados Unidos, James M. Cole; el vicesecretario de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, y el director adjunto en funciones de FRONTEX, Gil Arias.

TERRORISMO | Leer artículo original aquí…

Anuncios

El ejército de EEUU abre una investigación a Bergdahl por posible desertor

4 de junio de 2014 | LAINFORMACION.COM | Secuestro y liberación del soldado Bergdahl

Las circunstancias que rodearon la liberación del sargento Bowe Bergdahl , “únicas” en palabras del Gobierno de Estados Unidos, son las que permitieron que Barack Obama se saltara una ley federal. Precisamente por eso, el presidente de Estados Unidos se ha mantenido a la defensiva desde que se anunció el proceso de intercambio de presos. El Ejército revisará el caso en un esfuerzo “abarcador” y “coordinado”, que incluirá conversaciones con el sargento, para comprender mejor lo sucedido y las decisiones se tomarás entonces “de acuerdo con las prescripciones, las políticas y las prácticas adecuadas”, según dijo el secretario, John McHugh, en un comunicado.

El Gobierno estadounidense intentó durante años negociar la liberación de Bergdahl, por quien los talibanes habían pedido inicialmente un millón de dólares y la liberación de 21 presos.

Según recoge el diario ‘The New York Timesla Casa Blanca se ha visto obligada a defender su decisión de no comunicar al Congreso la negociación y, después de haberla tomada, ha pedido disculpas a los diputados que no conocieron la situación y se quedaron fuera de la decisión.

La posibilidad de que se realizara el intercambio de prisioneros emergió, realmente, dos semanas antes de que ésta tuviera lugar, por lo que a mediados de mayo, la Casa Blanca ya tenía información suficiente como para hablar de la inminente liberación de Bowe Bergdahl. No obstante, altos cargos cercanos a las conversaciones aseguran que era deseo de la propia Casa Blanca mantener las negociaciones en secreto, por miedo a echar por tierra la negociación.

Tras aterrizar en Polonia durante su viaje oficial de cuatro días por Europa, Obama también ha tenido que seguir a la defensiva tras haber tomado la decisión de liberar a Bergdahl. ¿Se merecía el sargento tantos esfuerzos para devolverle a su hogar? Sí, fue la respuesta de Obama. “Estados Unidos tiene una regla sagrada y es que nunca dejaremos a nustros hombres y mujeres detrás”.

Un estatuto federal obliga a la Casa Blanca a informar 30 días antes

El problema que se ha generado dentro de la propia Casa Blanca viene por un estatuto federal que obliga al secretario de Defensa a informar, con 30 días de antelación, acerca de cualquier transferencia de detenidos de la prisión de Guantánamo. Sin embargo, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, informó de ello sólo cuando el intercambio estaba teniendo lugar.

Diputados republicanos han acusado a Obama de haberse saltado esta ley, y con razón. No obstante, el presidente de Estados Unidos apela a esas “circunstancias únicas” en las que se encontraba el caso del sargento, que hicieron impracticable el cumplimiento de esta ley.

También el jefe de personal de la Casa Blanca, Denis McDonough, ha intentado calmar la ira de los diputados que se quedaron fuera de la negociación y que critican la violación de la ley de presidente, después de asegurar que “no contaban con 30 días” para informar sobre las negociaciones con los talibanes.

En defensa del presidente también se ha expresado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, que eximió de la obligatoriedad de avisar con un mes de antelación en caso de que se den “circunstancias únicas”, esas a las que Obama ha apelado  desde que Bergdahl fue liberado.

“Teniendo en cuenta las informaciones, creíbles, sobre el riesgo de daños graves que podría sufrir el sargento Bergdahl, y los rápidos acontecimientos que se desarrollaron en torno a su recuperación, era lícito para el Gobierno proceder a esa transferencia a pesar del requisito de notificar con un mes de antelación”, aseguraba Hayden, haciendo alusión a la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2014.

Realmente, las declaraciones de Hayden son una interpretación de la obligación que se prevé en el estatuto federal.

A los pocos meses de haber sido capturado el sargento Bergdahl, Obama y su equipo de Gobierno ya comenzaron a considerar cuál sería el plan de rescate. Las circunstancias que rodearon el secuestro obligaron al Ejecutivo a plantearse la posibilidad de compartir más inteligencia con el Gobierno paquistaní, a pesar de las preocupaciones sobre su lealtad. En caso de no ser así, la segunda opción era la de desplegar soldados estadounidenses para intentar liberar a Bergdahl. Ninguna de las dos propuestas fue aprobada por el equipo de Gobierno de Obama.

David Sedney, quien hasta el año pasado fue uno de los principales supervisores de las políticas del Pentágono en Afganistán y Pakistán, cree que “había vías de negociación que se podían haber explorado”. “Concretamente, había que presionar más a Pakistán para ofrecer más inteligencia. No sé si actualmente están ayudando, a pesar de las continuas peticiones. Pero habría habido más probabilidades de rescatarlo”, añade.

Su estado de salud fue lo que hizo que se acelerara la negociación

detrás de la decisión de Obama hay dos vídeosque no han sido publicados, pero a los que sí ha tenido acceso la Casa Blanca, como indica el diario ‘The Wall Street Journal. Los vídeos fueron los queconsiguieron persuadir a los que, dentro del equipo de Obama que estaba negociando la liberación, se negaban a aceptar el intercambio de prisioneros.

Las imágenes de Bergdahl en las grabaciones, que llegaron a la Casa Blanca a través de mediadores de los talibanes en Qatar, fueronanalizadas y comparadas hasta concluir que, entre 2011 y 2013, el deterioro físico del soldado se había acelerado. En el último, de hecho, las autoridades describen el estado físico de Bergdahl como “alarmante”.

Aunque la evaluación de las imágenes no permitió que las autoridades estimaran con precisión el tiempo que podría aguantar Bergdahl en esas condiciones sin recibir un tratamiento adecuado, sí identificaron algunas dolencias que debían recibir tratamiento. Ahora, el soldado está en Alemania, en un hospital militar, donde intenta recuperarse físicamente.

bergdahl2

Los mediadores cataríes enviaron el último vídeo del soldado el pasado mes de enero, aunque se había grabado el mes anterior. La preocupación sobre el deterioro de la salud de Bergdahl fue clave a la hora de convencer a las autoridades que hasta el momento, habían sido críticas con el intercambio, entre los que se encuentra James Clapper, director nacional de Inteligencia.

“Como el resto, Clapper expresó su preocupación en 2012 por la posibilidad de liberar a los cinco detenidos” y enviarlos a Qatar, según indica el portavoz de Inteligencia, Shawn Turner. “Sin embargo, las circunstancias cambiaron dramáticamente”, añade, eso sí, sin dar detalles sobre lo que se puede ver en el vídeo.

Turner ha sido el encargado de explicar que los altos cargos de Inteligencia tenían “pruebas de que la salud de Bergdahl estaba en peligro y de que estaba en una situación en la que necesitaba atención médica desesperadamente”. Por eso, Clapper y el resto de detractores, accedieron a intercambiar a los prisioneros. “Al verle así, supimos que teníamos que hacer algo rápidamente”, asegura otro alto cargo de la Casa Blanca.

Además, muchos de los altos cargos de la Casa Blanca y las agencias de Inteligencia que estaban en el proceso de negociación vieron con satisfacción el compromiso del Gobierno de Qatar de “supervisar de cerca” a los cinco prisioneros que finalmente se liberaron, así como de controlar las restricciones de viaje.

En su pueblo le esperan con los brazos abiertos…

Kayla Harrison tiene 25 años y conoce a Bergdahl desde los 14. Desde entonces, lo ha considerado su hermano y todavía “flipa” cuando escucha hablar sobre su liberación. En declaraciones al diario The Ketchum Keystone’, Kayla, que ahora vive en California, recuerda con cariño a Bergdahl.

El soldado estadounidense solía bailar con ella en la escuela de ballet y jugaba con su hermano a esgrima, deporte que ambos practicaban. Durante varios años, antes de alistarse, incluso llegó a trabajar en la tetería ‘Strega’, que regentaba su madre en Ketchum, la localidad contigua.

bergdahl

“En su historial militar, mi madre aparece como su madrina”, explica Kayla. Desde que se enteró de la liberación de Bergdahl, no ha podido pensar en otra cosa. “Estuve en estado de shock desde el sábado, y ahora estoy preparada para hacer lo que sea con tal de ayudarle a que se recupere”, explica. “Todo lo que necesite: es lo único que se me pasa por la cabeza”.

También Tyner Pesch, de 27 años, espera con ansia la llegada del militar. Pesch compartió pista de esgrima con Bergdahl cuando eran adolescentes y ambos trabajaron juntos en el ‘Strega’. Su antiguo compañero de trabajo asegura que siempre se preocupaba por los demás. “Tiene un alma realmente buena, con muy buenas intenciones”, explica.

A propósito de su liberación, Pesch no sabe qué decir. “Ahora, estoy buscando la mejor manera para ayudarle a asimilar que ha vuelto”.

Otra de sus vecinas, Nini Casser, de sólo 25 años, también tiene buenas palabras para Bergdahl. “Era devastador ver a sus padres. Venían en navidades y hablaban sobre él. Cada año, tenían la esperanza de que hubiera vuelto y finalmente es verdad. Es una muy buena noticia. Nos aseguraremos de esperarle con los brazos abiertos para que sepa que hemos estado aquí apoyándole y pensando en él durante los últimos cinco años”.

Casser también era una de sus compañeras de esgrima, con quien iba a clase en Ketchum. Iban juntos a clase cuando él podía conducir y ella era demasiado joven para hacerlo. “Me trataba como una hermana” y nunca se olvidaba de sus cumpleaños.

“Simplemente, es el tío más dulce de todos, muy considerado”, asegura. “Siempre piensa primero en los demás, siempre está cuidando a la gente. Creo que me dejó ganar (a la esgrima) varias veces”, añade.

…pero en el Ejército le siguen considerando un desertor

“Era 30 de junio de 2009 y yo estaba en la ciudad de Sharana, la capital de la provincia de Paktika, en Afganistán”. Así empiezan las declaraciones de Nathan Bradley Bethea, uno de los compañeros de batallón de Bergdahl. Bradley explica cómo un día soleado escuchó, a través de la radio, cómo uno de sus compañeros decía: “Dígalo otra vez. ¿Hay un soldado americano desaparecido?”.

Así empezó la historia de Bergdahl. El soldado Bradley, miembro del primer btallón del Regimiento de Infantería de Paracaidistas número 501, asegura que cuando desapareció su compañero, recibió órdenes de no informar de nada sobre lo que le había ocurrido a Bergdahl para evitarle cualquier daño. “Ahora está a salvo, y es hora de decir la verdad”.

“Y la verdad es que Bergdahl fue un desertor, y los soldados de su propia unidad murieron intentando dar con él”. Las declaraciones de su compañero de batallón son duras, quien recuerda las palabras de un periodista que escribía que la desaparición de Bergdahl seguía siendo un misterio, ya que no sabían si se alejó de la base o se quedó atrás durante una patrulla. “No había ninguna patrulla esa noche. A Bergdahl le relevaron de la guardia y en lugar de irse a dormir, huyó. Abandonó. (…) Eso es lo que pasó”.

Según Bradley Bethea, su pelotón comenzó a buscar por todos los pueblos, uno detrás de otro. “Las búsquedas enfurecieron a la población civil (…) y recuerdo a soldados que preguntaban por qué gastábamos tanta gasolina buscando a un hombre que había abandonado a su unidad”, asegura. “La guerra ya era absurda y quijotesca, pero la búsqueda de Bergdahl fue más indignante aún”, añade.

Su compañero de batallón le culpa, además, de varias muertes. “El 4 de julio de 2009, una ola de insurgentes atacó un puesto en Zerok (…) donde dos estadounidenses perdieron la vida”. Uno de sus amigos más cercanos estaba en Zerok y asegura que “el ataque no habría tenido lugar si todos los drones y aviones estuvieran en su lugar habitual, y no en busca de Bergdahl”. Además de este ataca, le culpabiliza de otras seis muertes que tuvieron lugar durante tres semanas.

Bradley asegura que no es el primer soldado estadounidense de la historia moderna que abandona a su unidad. “Charles Robert Jenkis huyó de Corea del Norte en 1965 (…). Más tarde admitió que estaba aterrado por si le enviaban a Vietnam, y que se emborrachó y se extravió”. Su historia no fue tan “afable” como la de Bergdahl, ya que Jenkis estuvo 40 años retenido y no fue liberado hasta 2004.

Ahora, Jenkins vive con su esposa japonesa que conoció durante su cautiverio, aunque tuvo que cumplir una sentencia de 30 días de confinamiento y fue expulsado por deshonor. “Su deserción no provocó grandes comentarios, pero no fue recibido como un héroe. Se le recibió con simpatía y humanidad, y se le ha permitido vivir con su mujer, pero tenía que responder a lo que hizo”.

Bradley sostiene que Bergdahl ha sido “afortunado” por haber sobrevivido pero quiere resaltar que no es un héroe y que los soldados a los que dejó detrás no tienen por qué perdonarle. Aunque él sí lo ha hecho, porque “era la única manera de seguir adelante”.

“Todo lo que puedo decir es esto: bienvenido de nuevo”, acaba Bradley. “Me alegro de que haya acabado. Había un sitio para ti en nuestro vuelo de vuelta, pero tuvimos que irnos sin ti. Ahora, probablemente encuentres tu camino a casa”.

TERRORISMO | Leer artículo original aquí…

Los seis detenidos en Melilla enviaron a 26 terroristas, dos de ellos españoles, al Sahel

30 de mayo de 2014 | LAINFORMACION.COM | Terrorismo

Los seis detenidos que formaban parte de una célula de reclutamiento de yihadistas de Melilla han enviado al menos a 26 yihadistas al Sahel, donde forman parte del Movimiento de Unidad Yihadista de África Occidental (MUYAO), 24 de nacionalidad marroquí y dos de ellos españoles.

Los detenidos son Musfatá al Lal Mohamed, Kamal Mohamed Driss, Benaissa Lagmouchi Bagdadi, Mohamed Mohamed Benali, Mustafá Zizaqui Mohand y Rachid Abdel Nahet Hamed. Todos ellos ya han abandonado la comisaría de Melilla y llegarán a mediodía a la capital hasta esta tarde, cuando llegarán directamente al Complejo Policial de Canillas (Madrid), según han informado fuentes de Interior a Lainformacion.com.

Esta operación policial ha estado dirigida y supervisada por el Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscal Coordinadora de Terrorismo Yihadista de la Audiencia Nacional.

De los dos españoles que se fueron a luchar por la ‘yihad’, uno volvió y el otro enseña sobre explosivos en Malí

Uno de los detenidos, Benaissa Laghmouchi Baghdadi, es también uno de los 26 yihadistas que la célula envió a combatir en Malí, pero éste regresó a nuestro país tras haber sido formado en un campo de entrenamiento del grupo terrorista MUYAO en el desierto del norte del país. Es el primer yihadista español retornado de dicha zona en conflicto, y su misión era la de captar nuevos combatientes.

El otro, Zakaria Said Mohamed, es un exmilitar profesional que se encontraría actualmente en zona de conflicto, donde estaría realizando labores de adiestramiento operativo, en concreto, sobre explosivos y manejo de armas, además de ser especialista en la colocación de artefactos explosivos. Con el fin de proceder a su detención, se están efectuando las gestiones oportunas para su localización.

TERRORISMO | Leer artículo original aquí…

El último terrorista suicida que atacó un puesto de control sirio era… estadounidense

29 de mayo de 2014 | LAINFORMACION.COM | Terrorismo en Siria e Irak

No es el primer norteamericano que muere en Siria durante la guerra, aunque sí es la primera vez que uno se ve involucrado en un ataque suicida. Aunque todavía no se ha confirmado su identidad, en uno de los ataques que llegó a cabo el rebelde Frente al Nusra este domingo en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, participó un ciudadano norteamericano.

Así lo recoge The New York Times tras haberlo confirmado con altos cargos del país que han preferido mantenerse bajo el anonimato. Según la fuente consultada, que se ha negado a identificar al ciudadano o a dar cualquier información sobre él, el estadounidense fue uno de los suicidas del ataque del domingo.

La cadena norteamericana ‘NBC News’ también ha podido confirmarque se trata de un ciudadano norteamericano. Aunque nadie ha podido corroborar nada más hasta el momento, activistas sirios y ‘yihadistas’ han informado a través de las redes sociales de que el estadounidense se hacía llamar Abu Huraira al Amriki, y que fue el que perpetró el ataque de Idlib del domingo pasado.

También en las redes ha circulado una foto que los ‘yihadistas’ indican que es del suicida, en la que sale un hombre con una amplia sonrisa y una incipiente barba rubia con un gato en su pecho.

El Frente al Nusra ha hecho circular un vídeo en el que muestran cómo llevaron a cabo sus terroristas el ataque del domingo. En primer lugar se muestra cómo varios rebeldes cargan lo que parece ser un camión blindado con varios explosivos que echa a andar por una pista, con una bandera del grupo rebelde en la parte trasera del vehículo. Poco después, se puede ver la explosión.

Un activista antigubernamental de Siria, que vive cerca de donde tuvo lugar el ataque, ha confirmado a ‘The New York Times’ que la explosión tuvo lugar y que había visto a un estadounidense antes de que éste ocurriera, pero que no habló con él y no sabía de dónde procedía exactamente. “Sé que era norteamericano, tenía pasaporte de Estados Unidos y estaba en el Frente al Nusra”, añadió.

Un agente estadounidense ha confirmado a CNN que el terrorista tiene, efectivamente, una conexión con Estados Unidos, pero no ha sabido confirmar si se trata de un ciudadano estadounidense o de un residente. La identidad del suicida no se podrá confirmar hasta que se recuperen y se examinen los restos de su cadáver, algo que estiman bastante complicado, dada la potencia de la explosión.

Los rebeldes de Al Nusra sostienen que el vídeo es del domingo y que muestra cómo los combatiente preparan y ultiman un ataque contra un puesto de control del Ejército sirio en Al Arbain, cerca de la ciudad de Ariha en la provincia de Idlib, donde se cree que pasa una importante carretera de suministro a los rebeldes.

Según los propios terroristas, el ataque se llevó a cabo con cuatro vehículos, aunque en el vídeo se muestra sólo uno, el que detonó el estadounidense, que se trataba del más grande: con 17 toneladas de explosivos, incluyendo obuses.

El ataque de Abu Hurayra le ha convertido en un auténtico mártir en la guerra civil siria. Abu Suleiman al Muhajer, un miembro de Al Qaeda en Siria, la organización paraguas del frente de Al Nusra, le dedicaba unas palabras en su cuenta de Twitter: “Abu Hurayra al Amriki llevó a cabo una operación suicida Idlib, en Jaal Al Arbain. Que Alá lo acepte”.

En respuesta al comentariop de Al Muhajer, otro usuario de Twitter escribía: “Gracias, América, por darnos a uno de tus hijos”.

El nombre que utilizaba, Abu Hurayra, dice bastante poco sobre su identidad: Abu Hurayra era un compañero de Mahoma y narrador de ‘hadices’, los dichos que representan los hechos y acciones del profeta.

Las pequeñas milicias, principal amenaza de EEUU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante el discurso que realizó este miércoles, indicó que en materia terrorista, la mayor amenaza directa a los intereses de Estados Unidos tanto dentro como en el extranjero eran los grupúsculos terroristas descentralizados pero vinculados a Al Qaeda, como recoge el diario ‘The New York Times‘.

El Frente al Nusra, las Brigadas de los Mártires de Siria, el Jaysh al Islam o las brigadas de Farouq, todos ellos son grupos rebeldes que intentan desde hace más de tres años combatir el régimen Al Assad. Aunque Obama se ha comprometido a replegar a sus tropas de Afganistán, donde hasta ahora se han mantenido en pie de guerra permanentemente, Obama ha hecho alusión a esta amenaza, mucho más difusa y menos concreta, que puede amenazar los intereses del país tanto en territorio estadounidense como en todo el mundo. Siria, Nigeria, Somalia, Yemen o Malí son algunos de los países donde se han desarrollado este tipo de grupos.

“Tenemos que desarrollar una estrategia que se dirija a esta difusa amenaza”, asegura Obama, pero debe ser una estrategia que “expanda nuestro alcance sin necesidad de enviar a las fuerzas militares” y que “no despierte resentimientos locales”.  “Necesitamos socios para luchar contra los terroristas junto a nosotros”.

Aunque en el discurso que pronunció en la Universidad de Defensa Nacional hace un año hablaba de una amenaza menor que podría ser tratada con “elegancia” y de forma “proporcional”, Obama ha cambiado el discurso para asegurar que el terrorismo es una amenaza a corto plazo, que puede tener repercusiones en “el futuro cercano” y que es la “amenaza más directa a los intereses de Estados Unidos, tanto en el país como en el extranjero”.

Más de 5.000 milicias independientes en Siria

En los últimos tres años, se han formado más de 5.000 milicias islamistas independientes sólo en Siria. Algunas, como el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), están inspiradas en Al Qaeda pero se han desvinculado porque su objetivo es más local e, incluso, más despiadado. El ISIS, por ejemplo, puso en práctica castigos tan medievales como la decapitación o la crucifixión de apóstatas.

Otros han decidido optar por seguir la senda de las bandas criminales, como ‘Los firmantes de sangre’, liderados por Mojtar Bel Mojtar, contrabandista de tabaco y secuestrador profesional, en cuyas manos estuvieron retenidos tres cooperantes catalanes.

A pesar de que Obama se ha comprometido a luchar contra estas milicias, el interrogante se encuentra en cómo se hará. “Si estos grupos realmente están centrados en la agenda local, habrá que valorar si se cumple o no el umbral de acción”, reflexiona Frederic Wehrey, investigador de la fundación Carnegie para la Paz Internacional.

“Si entramos en un país que se centra exclusivamente en la seguridad nacional, esto se convertirá en una profecía autocumplida y los grupos locales se volverán cada vez más antiamericanos”, asegura.

El grupo islamista Ahrar al Sham, el Movimiento Islámico de los Hombres Libres de Siria, uno de los más grandes que se han formado durante la insurgencia contra Al Assad, es un ejemplo perfecto para el desafío al que se enfrenta Occidente: su objetivo principal es derrocar a Al Assad y sustituirlo por un Gobierno islámico, pero no pretenden librar una ‘guerra santa’ global contra Occidente.

Sin embargo y al mismo tiempo, este grupo también colabora de forma cercana con el frente Al Nusra, filial de Al Qaeda, aunque sus objetivos últimos todavía están en pleno debate, ya que los propios combatientes están desarrollando una “ideología” común del grupo.

Más de 70 norteamericanos combaten en Siria

James Clapper, director de la Agencia de Inteligencia estadounidense, situaba en 7.000 los ciudadanos de todo el mundo combatiendo en Siria. Sólo en Estados Unidos, las agencias antiterroristas estiman en 70 el número de ciudadanos que han conseguido viajar y que podrían estar librando la ‘yihad’ con alguno de los cientos de grupos rebeldes que luchan contra el presidente sirio.

No obstante, lo que más teme la Inteligencia es que estos 70 ciudadanos aprendan métodos terroristas que les puedan servir, más que para cometer atentados en territorio sirio, para hacerlo en Estados Unidos una vez regresen. Según explica el subdirector del FBI, Mark F. Giuliano, “el reciente flujo de combatientes en el país supone un serio desafío” ya que “podrían estar entrenándoles para planear y perpetrar ataques por todo el mundo”.

Washington sostiene que son muchos los grupos extremistas sirios, principalmente vinculados a Al Qaeda, que están intentando identificar y reclutar a estadounidenses y a otros occidentales para viajar a Siria y allí,entrenarles en las ‘artes’ del terrorismo.

Esta preocupación, explican desde las agencias de Inteligencia, se basa en toda la información que han ido recopilando sobre registros de pasajeros de vuelos, fuentes en el terreno, comunicaciones electrónicas interceptadas y publicaciones en medios de comunicación y redes sociales.

Por eso, el FBI, la CIA, el Centro Nacional de Antiterrorismo y el Departamento de Seguridad Nacional han creado un equipo especial de analistas para intentar evitar que los ‘yihadistas’ estadounidenses vuelvan al país sin ser detectados. Este proyecto todavía está en su primera etapa, pero su objetivo es hacer frente al último desafío derivado de la guerra civil: que Siria se ha convertido en un imán para los occidentales que quieren unirse a los rebeldes para derrocar al régimen de Al Assad.

Una americana ya murió en Siria, pero no en un ataque suicida

No es la primera vez que un estadounidense pierde la vida en la guerra civil de Siria, aunque sí la primera que ocurre por voluntad propia, como suicida. Nicole Lynn Mansfield, de 33 años era, hasta el momento, la única norteamericana que había muerto en Siria. Los medios locales informaron de que había muerto, junto a otros dos extranjeros, un canadiense y un británico, tras recibir varios disparos de algún grupo de la oposición. Otros medios dicen que los tres se habían alistado en el Frente al Nusra.

Su hija de 18 años, Triana Lynn Mansfield, negó estas afirmaciones y aseguró que su madre no era una terrorista sino que la había matado el Gobierno sirio “por publicidad mediática”. Explicó que no sabía qué hacía su madre en Siria pero “que sólo era una mujer estadounidense a la que habían guiado unas personas que sólo querían utilizarla por eso, por ser estadounidense”. Sin embargo, la mayor parte de los norteamericanos que han viajado a Siria todavía siguen allí.

En 2013, un ciudadano de Phoenix que había sido soldado del Ejército, Eric G. Harroun, fue condenado, después de volver de Siria, por un tribunal de Virginia por haber participado en el Frente al Nusra. En septiembre, se declaró culpable de un cargo de conspiración para transferir artículos y servicios de Defensa, pero fue puesto en libertad. Poco después, su familia informó de que había muerto, aparentemente, de una sobredosis.

Varios ciudadanos que querían viajar a Siria fueron detenidos antes de llegar al país de destino. Entre ellos, Basit Javed Sheikh, un joven de 29 años que vivía en Carolina del Norte y que estaba intentando tomar una serie de vuelos para unirse al frente.

TERRORISMO | Leer artículo original aquí…